La cuarentena nos obligó a generar nuevos comportamientos de compra. No solo con la vestimenta o desinfección de empaques, sino con la familiarización y uso de aplicativos tecnológicos para la optimización de procesos. Entonces, el domicilio dejó de ser exclusivo de los fines de semana o fechas especiales a ser usado de forma más frecuente y no solo para pedir comida, sino todo tipo de productos.

Según un estudio de Nubimetrics las categorías más usadas durante el aislamiento fueron todas las relacionadas con restaurantes y los domicilios; siendo de esta forma Rappi con 67% y Domicilios.com con un 33% las dos apps más frecuentadas por los bogotanos. Claro que Uber Eats, Mensajeros Urbanos y iFood también aparecen en el radar.

Por otro lado, Según el informe Consumer Insights de Kantar en lo que respecta al servicio de abastecimiento en grandes cantidades, normalmente, plataformas usadas por los restaurantes, la demanda de Merqueo aumentó hasta cuatro veces, por lo que tuvieron que incrementar su operación en 60%, durante la época más estricta de aislamiento. Además, en esta época de aislamiento emprendimientos como Frubana, con un catálogo de 1000 frutas y verduras, y  Waruwa se convirtieron en favoritas para abastecer la ciudad con productos directos del campo; especialmente los restaurantes.

En general, esas fueron las plataformas más usadas por las personas y los restaurantes. Ahora bien, ya hablamos un poco de las aplicaciones más frecuentadas en la cuarentena. Llegó el turno de las tendencias o recomendaciones que empiezan a brotar con la reactivación económica de los restaurantes y bares.

Las personas, ahora que abrieron los establecimientos, tienen muchas preguntas, tales como: ¿Qué restaurantes están abiertos? ¿restaurante para comer en el lugar? ¿medias para ir a un restaurante? ¿Qué horarios hay en el restaurante? ¿Cómo reservar en restaurantes? Y otras más relacionadas con esta nueva normalidad. Esto no se lo están preguntando al vecino, sino a Google, así que la primera recomendación es que una vez habiliten el restaurante debe actualizar su información en Google mi negocio y por su puesto en redes.

Seguido a la actualización de información viene algo que está directamente relacionado con las medidas expedidas por el gobierno en lo que respecta al aforo. Los restaurantes deberán apoyarse, en lo posible, en plataformas que les ayuden a gestionar reservas para evitar la aglomeración y filas; en este punto E-line se vuelve un gran aliado, porque además de permitir agendar citas, facilitar filas virtuales y geolocalización, esta app está juntando la oferta y la demanda en un solo lugar. Es decir, que conecta a sus usuarios con los restaurantes favoritos, los cuales ya están inscritos en la plataforma, de esta manera los esfuerzos van enfocados a un público objetivo.

Por otra parte, está el pago virtual, porque pese a que las personas o establecimientos compraron más por internet, siguieron pagando en efectivo. Datos Mobimetrics dicen que el efectivo fue utilizado por el 83% de los colombianos, seguidos por la tarjeta débito con 30%. Los monederos electrónicos fueron utilizados por el 27% de las personas y las tarjetas de crédito 21%. Por lo anterior, los restaurantes deben incentivar o abrir canales de pago online para minimizar los puntos de contacto.

Cabe mencionar  que hubo muchas plataformas que nacieron durante la cuarentena y algunas llegaron para hacerle competencia a las que mencionamos en los primeros párrafos. Por ejemplo, Mercabot permite hacer mercado por medio de whatsapp utilizando la inteligencia artificial como aliado. Claro que su grupo objetivo es digitalizar las tiendas de barrio.

En conclusión, debido a los efectos de la pandemia la transformación digital se aceleró y con la apertura económica poco a poco los establecimientos podrán recuperarse. Lo importante es siempre seguir los requerimientos del gobierno para evitar más contagios y que no haya necesidad de otra cuarentena.

easyline

Author easyline

More posts by easyline

Leave a Reply