Es totalmente natural que después varios meses de cuarenta las personas quieran retomar el curso normal de sus vidas, sin embargo no debe ignorarse que estamos inmersos en una pandemia donde convivimos con un virus que se propaga con facilidad si no se siguen todas las medidas de bioseguridad.

La temporada navideña además de ser oportunidad para el comercio, también representa una responsabilidad, más aún cuando la segunda ola de contagio está llegando. Un estudio publicado en Corea del Sur en el Journal of Korean Medical Science, dice que el Covid-19 puede viajar más lejos que el radio de distancia social típico de seis pies en muy poco tiempo si hay flujo de aire directo. Es decir que no bastan los dos metros de distanciamiento cuando no hay garantías de bioseguridad. 

El estudio analizó un pequeño brote a principios en un restaurante de Corea del Sur. Dos comensales se infectaron con Covid-19, sin embargo se concluyó que el culpable era el aire acondicionado del techo del restaurante, que proporcionaba un flujo de aire directo del comensal infectado a los otros comensales.

Con este resultado se podría concluir que los espacios cerrados son un riesgo para la salud, sin embargo, pese a que hay espacios más susceptibles, investigadores de las universidades de Stanford y Northwestern argumentaron que era posible permitir cenas en restaurantes interiores; la solución, dijeron, es reducir la ocupación máxima en cada establecimiento interior en función de factores como los pies cuadrados del establecimiento.

Y es que el distanciamiento social, control de aforo, sigue siendo la respuesta inmediata para evitar que los restaurantes sean foco de contagio. Herramientas como Eline están a la mano para que todo aquel negocio que necesite gestionar aforo, filas, reserva y más lo puedan usar.

Conoce más sobre Eline 

Si eres restaurante o comercio click

Si eres cliente o comensal click

 

easyline

Author easyline

More posts by easyline

Leave a Reply